Cómo afecta la temperatura ambiente al sabor del vino

Nov 3, 2022Actualidad0 Comentarios

El vino debe de servirse a la temperatura correcta independientemente de la temperatura ambiente, ni más frío por verano ni más caliente en invierno.

Según sea el tipo de vino a servir le corresponderá una determinada temperatura. Un vino tinto servido muy frío se taparán los aromas frutales y se acentuarán sobre estos los aromas secundarios. Por el contrario, si ese mismo vino tinto se sirve a temperatura ambiente (28 – 30 grados o incluso más en verano) el alcohol prevalecerá sobre los aromas. Servirlo a la temperatura correcta hará que el equilibrio de todos sus componentes nos permita disfrutarlo sin que unos resalten sobre el resto.

Los vinos blancos y rosados en cambio, su temperatura de servicio siempre es menor que la de los vinos tintos. Un blanco o rosado muy frío entrará muy bien en boca refrescándonos, pero perderá potencia aromática y sabores, mientras que si está a temperatura ambiente nuevamente una sensación alcohólica.

Jamás debemos de enfriar el vino en un congelador. El vino con cambios bruscos de temperatura tienda a la pérdida de sabor. El rápido enfriamiento y el agua fría que se incorpora en forma líquida reduce aromas y sabores.

La forma más correcta para atemperar un vino es tenerlo en una vinoteca que podamos regular a la temperatura adecuada.

Otra buena opción es enfriarlo en una cubitera con hielo. El agua, al deshacerse el hielo de forma paulatina, enfriará progresivamente el vino hasta llevarlo a la temperatura deseada.

Fuente: https://www.vinetur.com/2019080550677/afecta-la-temperatura-ambiente-al-sabor-el-vino.html

Síguenos:

Ultimas entradas:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × uno =

0
    0